Cómo no dejar el gimnasio

Trucos para conseguir cumplir con el propósito de ir al gym.
Trucos para conseguir cumplir con el propósito de ir al gym.
\r\n\r\nEn el pasado post ya te lo advertimos: los dueños de tu gimnasio saben que vas a dejar el gimnasio o que, por lo menos, vas a dejar de ir tras haberte apuntado. Ya te contamos que muchas veces la solución está en no apuntarte o en darte de baja y entrenar por tu cuenta fuera.\r\n\r\nSea como sea, aceptemos que quieres hacer deporte en el gimnasio y quieres rentabilizar tu abono. Déjame recomendarte un par de cosas que te permitirán no dejar el gimnasio. Como es una cuestión meramente psicológica, la solución para no dejar el gimnasio también lo es. Repasemos las tres claves para no abandonar ni abandonarte.\r\n\r\n\r\n\r\nPrimero, busca tener buenas sensaciones. Se resumen en dos: sentirte fuerte o sentir que te has esforzado, que has quemado algo que te sobraba (grasa, toxinas, incluso mala leche, lo que sea). Para ello, tienes dos grandes soluciones: una, levanta muy pesado; dos, entrena muy intenso.\r\n\r\nPara levantar pesado, elige los grandes movimientos: peso muerto, sentadilla profunda, press. Son los que involucran más músculos y los que te permiten mover más quilos. Todo ello hará que tu cuerpo desprenda hormonas que te van a dar muy buen rollo: adrenalina, testosterona y demás.\r\n\r\nPara entrenar intenso, elige el HIIT. Haz 100 abdominales de escalador seguidos, luego 30 burpees, luego 20 squats profundos, luego vete fuera y haz una pirámide de sprints, o bien quédate en la sala de fitness y haz un Tabata con el ergómetro (la máquina de remo) o la bici estática. Dalo todo, con o sin monitor que te anime y te obligue, y al terminar sentirás que has quemado lo que debías y que el esfuerzo de ir al gimnasio ha valido la pena. Por cierto: la alta intensidad es adictiva. Una vez la pruebes, te aseguro que no volverás a mirar igual a la gente que está en las máquinas o trotando suave.\r\n\r\nSegundo, obtén resultados. A todos nos gusta vernos mejor en el espejo. Con menos cartucheras, con algo más de músculo, con el vientre más plano, con la piel más tersa… cada cual sabrá lo que le gusta ver. Trotar en la cinta (o en el parque), montarte en la bici estática, un par de clases de zumba o de body pump o el típico circuito por las máquinas con 4 rondas de 10 repeticiones NO DA RESULTADOS.\r\n\r\nPuede ser que te guste la bici porque te permite leer, o que el zumba te divierta, o que hayas leído en Men’s Health que el bíceps de polea es lo mejor para lucir brazos. Puede ser. Pero no vas a ver absolutamente ningún resultado en el espejo, así que tarde (al cabo de tres meses) o temprano (una semana) vas a dejarlo. No lo digo yo, lo dicen miles de hojas de cálculo de los tipos de márketing que recomiendan a los dueños de los gimnasios hacer promociones ultra agresivas en enero: no importa lo bajo que pongas el precio del abono, porque van a dejar de venir y seguirán pagando.\r\n\r\n¿Y cómo obtengo resultados? Los primeros, los que te van a animar de verdad y te darán energía (psicológica) para continuar, solo necesitan dos cosas: de nuevo, levantar pesado y entrenar muy intenso.\r\n\r\nEn la rutina que ta ha dado el monitor pone que el lunes toca, 20 minutos de cardio suave, 4×10 en polea de bíceps, luego 4×10 en curl con mancuernas, 4×10 en press banca y 4×10 en press inclinado, o tal vez incluso dos o tres ejercicios más. Al final, estiramientos y abdominales. Curiosamente, es exactamente lo mismo que hace el culturista que quiere hincharse un poco más. A él le funciona, ¿por qué a ti no te iba a funcionar? Por que tú no vas a tomar suplementos ni proteínas. Piénsalo bien: vas a estar pedaleando hacia ningún lado, aburriéndote y gastando energías que después no vas a poder emplear en levantar pesos. No es una buena idea. Luego vas a hacer sets no especialmente pesados de movimientos que en tu día a día no te sirven para absolutamente nada y, lo peor, vas a terminar sin una gota de sudor pero, eso sí, tan entumecido que te costará quitarte la camiseta, si no hoy, mañana o pasado.\r\n\r\nEy, dirás, pero el músculo está un poco más grande y cuando lo toco está duro. Sí, obvio, pero la mala noticia es que apenas has ganado fuerza: deberías entrenar con menos repeticiones pero mucho más peso.\r\n\r\n¿Recuerdas lo que dijimos de la testosterona? Aquí está el truco, la testosterona estimula el crecimiento muscular. Más músculo, seas hombre o mujer, significa quemar más grasa para que funcione, incluso durmiendo. Lo mires como lo mires, el músculo siempre queda mejor que la grasa.\r\n\r\n¿Y recuerdas lo que hemos comentado del HIIT? ¿Te falta el aliento tras series de sprints o tras hacer 30 burpees? Otra buena noticia: tu cuerpo va a estar recuperándose del esfuerzo mañana y tal vez pasado mañana, lo cual significa que (de nuevo) vas a estar quemando grasa incluso durmiendo. Se llama “activar el metabolismo”.\r\n\r\nTercero, y finalmente, diviértete. No es necesario, pero a algunos les ayuda. Compite contra amigos o contra tu yo pasado, prueba movimientos nuevos (hacer el pino, los fondos o dominadas con lastre, la sentadilla a una sola pierna, la sentadilla overhead, el swing con kettlebells, los movimientos de halterofília) o diseña tus propios retos (levantar tu propio peso corporal en press banca, hacer el máximo de burpees en un minuto, aguantar el máximo de tiempo colgado de la barra de dominadas…). Y varía, haz cosas distintas siempre. Como dijimos, es una cuestión psicológica, así que probablemente la solución es psicológica.\r\n\r\nSi quieres un plan de un mes (o más) con sesiones variadas para cada día que combinen ejercicios de fuerza con entrenamientos a alta intensidad, podemos ayudarte, porque nos dedicamos a eso. Escríbenos a fitnesslibre@gmail.com, cuéntanos tus objetivos y los días que quieres entrenar y podemos trabajar juntos. Tú pones el precio: dinos lo que estás dispuesto a pagar por cada sesión y te mandaremos el plan con las sesiones que que quieras adaptadas a tu nivel.

Related Post

2 comentarios en “Cómo no dejar el gimnasio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *