Cómo entrenar para sobrevivir a un apocalipsi zombie

Las propuestas de ficción relacionadas con las invasiones zombie son parte de la cultura popular contemporánea. Desde Resident Evil hasta Walking Dead, la moda ha avanzado con éxito, al público no parece cansarle e incluso se montan mega juegos de rol en los que se simulan las situaciones típicas del género. De hecho, las fronteras entre lo inventado y lo real se han acercado tanto que la hipótesis de un apocalipsi de los muertos vivientes ha llegado a contemplarse como posibilidad en instituciones tan serias como el Pentágono. La premisa tiene su miga: un mundo en el que alguna infección ha convertido a la mayoría de humanos en zombies y un contexto de caos en el que desaparece el monopolio de la violencia (ya sabes, la policía) y cada cual debe defenderse como pueda es lo más parecido a una aventura y quien más quien menos ha fantaseado con protagonizarla. Hoy nos ponemos la careta de flipados orientándoos sobre cómo entrenar para sobrevivir a la invasión zombie.

¿Qué puedes hacer para prepararte ante el apocalipsis?

1) Sobreviven los menos lentos (no solamente los más rápidos)

\Partamos de la base que lo que sea que ha convertido a la gente en bobos que arrastran los pies no te ha afectado. Lo normal es asumir que los zombies no pueden correr demasiado porque sus músculos y fibras están podridos o atrofiados, así que más que por su velocidad, deberás temer por su número, no tanto por su agilidad o rapidez.

Eso nos conecta con una de las grandes cualidades físicas del ser humano en relación con el reino animal: el poder moverse durante mucho tiempo a un ritmo razonablemente alto. No hablamos necesariamente de correr todo el rato (pero será aconsejable si debes cruzar un granero o un laboratorio infestado de muertos andantes) sino de moverte sin pausa.\r\n\r\nDe hecho, el ser humano no sobrevivió al resto de seres vivos por su superior fuerza física sino por su capacidad de aguantar esfuerzos muy prolongados en el tiempo (y por su ingenio e inteligencia superiores). A la hora de cazar, organizar migraciones y demás, fue su resistencia la que supuso un factor diferencial. No somos (fuimos) como los guepardos o tigres o serpientes o cocodrilos, que viven durante días e incluso semanas de la comida que consiguen tras un esfuerzo de pocos segundos, por poner ejemplos opuestos.

2) Raramente lucharás con la barriga llena

… de hecho combatirás y huirás con déficits calóricos. Los suministros habituales de comida se han terminado, los cultivos probablemente están podridos, contaminados o echados a perder. Los animales probablemente habrán sufrido la misma infección y será normal encontrar vacas y cerdos zombies si es que se te ocurre poner pie en las granjas donde solían pastar. Lo que dabas por supuesto ha terminado, y probablemente no seas el primero en pensar que saquear el supermercado es una buena idea ahora que todo es gratis.

De nuevo estás como tu antepasado de las cavernas: necesitarás moverte sin haber desayunado y cada nueva comida requerirá de un esfuerzo físico parecido al que hacían los hombres del paleolítico cuando salían a cazar. La buena noticia es que el ser humano puede aguantar tres semanas sin comer y tres días sin beber. La mala noticia es que esa estadística sirve si estás en un estado más o menos relajado, no si estás gastando calorías contínuamente porque intentas queno te coman el cerebro.

3) No te servirá haber hecho muchos entrenamientos HIIT o AMRAP de 12 minutos…

… pero en cambio sí que agradecerás que en tus programaciones haya algún entrenamiento de esos con pocos movimientos realizados con mucha fuerza. En un combate de boxeo (o cualquier arte marcial) es tan importante poder golpear muy fuerte una sola vez como poder aguantar el rato largo que dure la pelea que no logras terminar rápido.

Si te enfrentas con zombies, lo normal es que no te den demasiada resistencia, pero cada golpe que des debería ser mortal. En los videojuegos, cómics y demás historias de zombies es habitual que los protagonistas carguen con katanas, bates de béisbol, palas o piolets de escalada con los que defenderse de los babeantes descerebrados. Como son armas grandes que necesitan de las dos manos o de mucha fuerza para moverlos, vale la pena que el golpe sea certero y definitivo porque a lo mejor no tienes fuerza o agilidad para un segundo. Entrena para andar durante horas. Pero entrena también como un halterófilo o como un luchador: pocas repeticiones pero muy potentes.

No sé si ante un golpe de machete el zombie o quien sea se quedará a esperar el segundo.
No sé si ante un golpe de machete el zombie o quien sea se quedará a esperar el segundo.

4) Te dará igual haber aprendido a hacer butterfly pull ups o double unders…

… te ayudará saber que puedes saltar obstáculos de 70 centímetros o longitudes de dos metros o más cuando pase aquello tan peliculero de que debes saltar de un bloque de pisos a otro, o de punta a punta de un acantilado.

Este gato entrenó con AMRAPs y cosas así con muchas reps.

… y en caso de no llegar sobrado y que te quedes agarrado de una cornisa de las puntas de los dedos, te puede salvar la vida haber hecho algún muscle up en el gimnasio o haber entrenado parkour y gimnasia en entornos naturales.

Tampoco iría mal saber trepar cuerda y tal vez te salvará la vida poder empujar, arrastrar o levantar del suelo pesos mayores que el tuyo. Para hacerlo necesitarás haber trabajado la fuerza máxima: sentadillas, pesos muertos, dominadas con lastre y este tipo de ejercicios.

5) Echarás de menos haber entrenado como los militares

Por ejemplo, andando distancias de dos cifras (en millas) cargando peso. O entrenar con obstáculos que debes escalar, haber aprendido a nadar y bucear o haber acostumbrado a tu cuerpo a los circuitos de agilidad, especialmente a la hora de pasar por debajo de un camión o una valla.

Hay que tener claro que en esa situación hipotética no importarán videojuegos a los que hayas jugado, o las películas y series que hayas visto, o los juegos de rol o en plan gincama en los que hayas participado. Los militares sobrevivirán un poco más que los flipados. Más que nada porque les hen hecho entrenar para sobrevivir a múltiples situaciones.

Lo normal es que si algún día nos invaden, la mayoría feneceremos.
Lo normal es que si algún día nos invaden, la mayoría feneceremos.

 

6) Trabajar en equipo alarga la vida

Ahora empiezan a verse pruebas de carreras de obstáculos tipo Spartan Race en las que obligan a transportar pesos enormes como ruedas de tractor entre varias personas, trepar muros y pendientes de barro con la ayuda de otros, crear cadenas humanas para alcanzar distancias alejadas y mucho más. La coordinación del propio cuerpo es indispensable en la vida. La coordinación entre distintas personas puede ser incluso más importante.\r\n

7) Solucionar problemas, no ejecutar repeticiones

Paco Seirulo, el mejor preparador físico que ha conocido el fútbol, dijo que no sirve para demasiado que los futbolistas hagan grandes excursiones o que corren por la montaña o que levanten pesas. La preparación física en el fútbol debe basarse en solucionar los problemas que el fútbol plantea, y eso no se aprende en el gimnasio repitiendo movimientos, sino en el campo de entrenamiento superando retos y dificultades reales. El entrenamiento funcional tiene mucho que ver con esta filosofía. Evitar que te alcancen los zombies también tiene que ver con esta forma de pensar la preparación física.

Se vive como se entrena.
Se vive como se entrena.

8) En resumen: el Crossfit, sin ser ideal, no va mal como entrenamiento

El Crossfit, como el entrenamiento paleo, descuida algunas facultades físicas y movimientos funcionales esenciales. Nadar, lanzar objetos de distinta forma y peso, trepar paredes o luchar son algunos ejemplos. El marketing manda y los boxes de Crossfit y las empresas fabricantes de material buscan lo que buscan, pero estos tipos de entrenamiento siguen teniendo más virtudes que defectos. Si te preocupa la invasión de los uertos vivientes es una buena forma de empezar a entrenar para sobrevivir a los zombies. Si ya lo estabas haciendo, cambia lo que debas. No andabas desencaminada. Podría haber sido peor; podrías haber sido culturista:

arnold-schwarzenegger-gif-culturismo

Related Post

Un comentario en “Cómo entrenar para sobrevivir a un apocalipsi zombie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *